Típico: llegar a tu casa y automáticamente vestirte como una indigente.